Blog

Logo del lugar de memoria

Red Colombiana de Lugares de Memoria

Mas noticias de este autor

Carta para La Habana

Noticias
Imagen Portada

www.redmemoriacolombia.org

Bogotá, D.C., 20 de agosto de 2016

Señores

Humberto de la Calle

Iván Márquez

MESA DE NEGOCIACIONES DE LA HABANA, CUBA.

Asunto: Solicitud inclusión de lugares de Memoria en el desarrollo de la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad y consideración de modificaciones a la ley 1448 de 2011

“Cada pueblo tiene el derecho inalienable a conocer la verdad acerca de los acontecimientos sucedidos y las circunstancias y los motivos que llevaron, mediante la violación masiva y sistemática de los derechos humanos, a la perpetración de crímenes aberrantes. El ejercicio pleno y efectivo del derecho a la verdad es esencial para evitar que en el futuro se repitan tales actos”.

Respetados señores:

La Red Colombiana de Lugares de Memoria es una iniciativa que reúne a 24 lugares de memoria del país, desde la Sierra Nevada de Santa Marta, pasando por Tumaco y llegando al Amazonas. En su mayoría han sido iniciativas de organizaciones de víctimas y de DDHH, construidas por autogestión, algunas con más de veinte años de existencia. Son lugares de memoria de carácter comunitario y participativo, que educan en el respeto a los Derechos Humanos a partir del reconocimiento de las luchas sociales y procesos de resistencia y evidenciando los horrores causados por el conflicto armado como insumos pedagógicos hacia la no repetición.

Los lugares de memoria que conforman la Red trabajan por la dignidad de las víctimas, por la defensa de los derechos humanos y son reconocidos como espacios de diálogo y construcción de paz en medio de contextos difíciles.

Reconociendo la trascendencia del Proceso de Paz que negocian el Gobierno Nacional y la guerrilla de las FARC-EP, en La Habana, Cuba y siendo la memoria un Deber del Estado y un Derecho inalienable de los Pueblos que forma parte de su Patrimonio, la Red se dirige a ustedes poniendo a consideración algunas recomendaciones de cara a la implementación del punto 5 del acuerdo sobre Víctimas del conflicto y sobre el mecanismo de Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición. Esperamos con esta propuesta contribuir y enriquecer lo avanzado hasta el momento en la materia, de cara al proceso de implementación de los Acuerdos.

RECOMENDACIONES:

RECONOCIMIENTO E INCLUSIÓN DE LOS LUGARES DE MEMORIA EN EL DESARROLLO DE LA COMISIÓN PARA EL ESCLARECIMIENTO DE LA VERDAD, LA CONVIVENCIA Y LA NO REPETICIÓN.

Se propone que los Lugares de Memoria participen en los procesos de construcción de las metodologías de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición, de alistamiento e implementación, así como en la fase de difusión, socialización, reflexión y apropiación social de los informes y resultados finales, estipulados en el numeral 5.1.1.1.4, de la siguiente manera:

Participación en el Diseño y elaboración de metodologías y formas de recolección y análisis de la información de la CEVCNR: los lugares de memoria tienen el conocimiento de forma directa, de cómo la sociedad y las distintas comunidades que la componen, hacen memoria, cómo han reconstruido la Verdad. Lo anterior pasa por la constatación de que en Colombia, asumir el lenguaje escrito y documental basado en documentos tipo informe, expedientes o transcripción de testimonios como únicos insumos para la reconstrucción de la verdad histórica, se torna insuficiente. En este sentido, se hace un llamado para que la Comisión tenga en cuenta y acepte documentos realizados por las víctimas y las comunidades, a partir de otros lenguajes de la memoria como son las prácticas artísticas, culturales y simbólicas, las cuales muchas veces han sido preservadas o se encuentran en estos Lugares de Memoria.

b) Reconocimiento de los Lugares de Memoria como espacios reales de escucha y participación de diversos sectores sociales tales como: “audiencias públicas temáticas, territoriales, institucionales, de organizaciones y de situaciones y casos representantivos, entre otras”.

c) Inclusión de los Lugares de Memoria como espacios públicos y comunitarios de dignificación y confianza para desarrollar ejercicios “de discusión y reflexión o realización de ceremonias culturales, para que quienes hayan participado de manera directa o indirecta en el conflicto, puedan hacer actos de reconocimiento de responsabilidad y pedir perdón, y ofrecer explicaciones sobre los actos realizados, contribuir a la reparación, asumir compromisos de no repetición y de construcción de la paz, entre otros”.

REFORMA A LA LEY DE VÍCTIMAS PARA GARANTIZAR EL DERECHO A LA MEMORIA DE LOS PUEBLOS

Es fundamental que el Estado respondiendo al Deber de Memoria que le corresponde, no solamente avance en medidas como las que se encuentran en el Acuerdo No. 5 sobre Víctimas y en especial en lo relacionado con la Comisión, sino además, es imperativo que garantice otros mecanismos para que cumpla y viabilice el Deber de Memoria contenido en el artículo 143 de la ley 1448 de 2011. Se propone que en el marco de la reestructuración de la ley de víctimas, en el Capitulo IX Medidas de Satisfacción que se complemente el artículo 143. DEL DEBER DE MEMORIA DEL ESTADO con EL DERECHO A LA MEMORIA DE LOS PUEBLOS en el cual se exprese de manera explícita como medida para proteger el goce efectivo de este derecho desde la sociedad, que el Estado garantizará, con relación los Lugares de Memoria, cuatro principios fundamentales para su funcionamiento y existencia, que sintetizamos en la sigla P.A.S.S: el carácter participativo, la autonomía, la sostenibilidad y la seguridad.

Con esta medida, el Estado también previene la que constituye la mayor prohibición y violación a los derechos a la Memoria y a la Verdad: la construcción de una verdad oficial que monopolice y concentre el ejercicio de memoria histórica y verdad sólo a través de sus instituciones. Si los ejercicios de memoria los monopoliza el Estado se restringen los principios de pluralidad, participación, autonomía de los procesos de verdad, dignificación y reconocimiento de las víctimas y, además, se desconoce el deber del Estado de incentivar y fortalecer las iniciativas ciudadanas de construcción de memoria.

DEL DEBER DE MEMORIA DEL ESTADO A TRAVÉS DE SUS INSTITUCIONES COMO LOS CENTROS Y MUSEOS DE LA MEMORIA: REFORMA A LA LEY DE VÍCTIMAS Y EXPEDICIÓN DE LA NORMATIVIDAD QUE CREE LA ESTRUCTURA DEL MUSEO NACIONAL DE MEMORIA, PARA GARANTIZAR LA PARTICIPACIÓN EFECTIVA DE LA SOCIEDAD.

De acuerdo a los principios internacionales sobre el derecho a la verdad y los principios contra la impunidad, así como las medidas y leyes nacionales, el Deber de Memoria del Estado existe precisamente para que la sociedad pueda conocer la verdad de lo sucedido y sus responsables, y evitar el peligro de elaborar “memorias oficiales”, construidas desde las estructuras del poder que tienen como fin justificar lo sucedido. De lo anterior, se desprende que mecanismos como la participación efectiva de la sociedad y de las víctimas, son esenciales para construir la memoria.

Para el caso de la Ley de Víctimas existe un vacío en cuanto a los mecanismos que permitan la participación efectiva de la sociedad civil y de las víctimas en la construcción, gestión, administración y dirección de las instituciones encargadas de promover la construcción de la memoria y la verdad histórica como el Museo Nacional de Memoria Histórica-MNMH. El caso crítico se encuentra en la escogencia y conformación de los órganos directivos que son, en última instancia, quienes garantizarán que dichas instituciones no construyan una historia oficial. El artículo 148 de la ley 1448 de 2011, dispone la creación del MNMH y dispone que su diseño, creación y administración está a cargo del Centro de Nacional de Memoria Histórica. Sin embargo, ni la ley 1448 ni en el decreto 4803 2011, disponen cuál será la estructura de su órgano directivo, su composición, los mecanismos para su selección y los instrumentos por los cuales la sociedad puede participar de manera efectiva, lo cual es una condición esencial para este tipo de Museos de la Memoria en el Mundo.

Aunque se dispone en la ley 1448 de 2011, en el Decreto 4803 de 2011, que la participación es un principio rector del Museo; y, que el MNMH debe garantizar “ese sentido se debe garantizar la participación amplia y diversa de sectores sociales en la formulación, creación y gestión del Museo Nacional de Memoria Histórica” en términos reales no se ha cumplido, desde el concepto de participación efectiva que significa participar en la toma de decisiones del equipo que está formulando y creando el Museo y de la Junta Directiva que se debe crear. Lo único que se ha generado en las etapas en las que nos encontramos actualmente de formulación y creación, son procesos meramente consultivos o de socialización de la propuesta a diversos sectores sociales, pero que no son incluidos en la toma de decisiones.

Por lo tanto desde los lugares de Memoria se considera necesaria una reestructuración a los artículos de la ley 1448 de 2011 que le dan vida al Museo Nacional de Memoria Histórica y al decreto 4803 de 2011, con el propósito de que se establezca, en la ley 1448 de 2011, de forma explícita, el principio de participación efectiva de la sociedad en la gestión, funcionamiento y dirección del MNMH, de conformidad con los principios internacionales y nacionales y con el Derecho a la Memoria de la sociedad. Asimismo, se propone que el decreto 4803 de 2011 contenga la estructura administrativa y de funcionamiento del Museo, conforme con el principio de participación efectiva de la sociedad, haciendo especial énfasis en el órgano directivo en el cual debe participar y hacer parte la sociedad, así como en sus mecanismos.

En este sentido, se propone que la dirección del Museo Nacional de Memoria Histórica, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 13 del decreto 4803 de 2011 sea ejercida por: representantes de los grupos vulnerables, étnicos, género, grupos políticos y demás formas de organización de las víctimas que han sido objeto de persecución en el marco del conflicto interno, representantes de la Red Colombiana de Lugares de Memoria, de la academia, de las organizaciones defensoras de derechos humanos, y representantes del Gobierno. En cualquier caso los representantes de la sociedad civil constituirán el 60% de la composición del órgano de Dirección, se establecerá el mecanismo para la selección de los representantes de las víctimas, quienes serán escogidos entre las distintas iniciativas organizativas de las víctimas y no por la Mesa Nacional de Víctimas.

La construcción de una paz estable y duradera prevé necesario reconocer una memoria en la cual se logren recoger las interpretaciones del conflicto en los territorios. Por esto, los diferentes lugares de memoria del país consideramos necesario obtener un precepto de garantías y presupuestos que nos permitan trabajar de forma autónoma. La verdad y las pedagogías de memoria producidas en condiciones de transparencia, equidad e independencia, contribuirán significativamente a la reconciliación y a la no repetición de los hechos.

Enviamos estas recomendaciones para que sean tenidas en cuenta por la comisión que viene adelantando la discusión sobre el mecanismo de implementación y para que al momento de revisar la posible reforma a la ley de víctimas se tengan en cuenta en el procedimiento especial para la paz (fast track).

Muchas gracias por la atención prestada y esperamos su oportuna respuesta al correo red.lugaresdememoria@gmail.com

Suscriben

Parque Monumento de Trujillo (Valle del Cauca),

Museo Itinerante de la Memoria y la Identidad de los Montes de María (Bolívar),

Centro Comunitario Remanso de Paz (Pueblo Bello, Antioquia)

Centro de Acercamiento para la Reconciliación, CARE (San Carlos, Antioquia)

Casa de la Memoria de la Costa Pacífica Nariñense (Tumaco),

Salón del Nunca Más (Granda, Antioquia),

Centro de Memoria del Conflicto (Valledupar, Cesar),

La Piedra de San Lorenzo (Samaniego, Nariño),

Centro Integral de Formación y Fortalecimiento Cultural WIWA (Sierra Nevada de Santa Marta),

Museo Caquetá (Florencia),

Museo Comunitario “Tras las huellas de El Placer” (Putumayo),

Casa de la Memoria de El Salado (Carmen de Bolívar),

Proceso de Construcción Social del Parque de la Memoria de El Castillo (Meta),

Proceso del Construcción Social del lugar de Memoria Departamental del Meta,

Lugar de Memoria del Atrato (Bojayá, Chocó),

Lugar de Memoria del MOVICE (Meta),

Mujer Ministerio de Amor que da Vida a la Vida (Cartagena del Chairá, Caquetá),

Lugar de Memoria del MOVICE (Valle del Cauca),

Capilla de la Memoria de Buenaventura (Buenaventura),

Lugar de Memoria del Departamento del Valle,

Galería de la Memoria Tiberio Fernández Mafla (Cali),

Museo Comunitario de San Jacinto (Tolima),

Quiosco de la  Memoria Las Brisas (San Juan Nepomuceno, Bolívar),

Casa del Conocimiento, Casa Arana (La Chorrera, Amazonas),

Cementerio Central de Villavicencio, Sitio de Conciencia y Memoria – Colectivo Socio jurídico Orlando Fals Borda,

Centro de Memoria, Paz y Reconciliación (Bogotá), la Casa Museo de la Memoria (Medellín),

Museo Nacional de la Memoria, del Centro Nacional de Memoria Histórica.