Blog

Logo del lugar de memoria

Colectivo Sociojurídico Orlando Fals Borda

Mas noticias de este autor

Familiares y desaparecidos se buscan

Artículos
Imagen Portada

En el marco de la Semana Internacional del Detenido Desaparecido, familiares víctimas y organizaciones defensoras de derechos humanos desarrollaron una serie de actividades que van desde las marchas, cartografias, plantones, exposición de galerías de la memoria, presentación de informes y construcción de propuestas como ruta que lleve a la Verdad de los hechos y responsables de las desapariciones forzadas. Específicamente desde el trabajo que adelanta el Colectivo Sociojurídico Orlando Fals Borda en la Región de los Llanos Orientales, esta labor también apunta a ser insumo y aporte para la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas -UBPD y para la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad -CEV.


Semana Internacional del Detenido Desaparecido

El pasado 1 de junio, desde el municipio de Granada (Meta), en el marco de la Semana Internacional del Detenido Desaparecido las organizaciones de familiares de víctimas de desaparecidos adelantaron acciones públicas para pedir a las entidades estatales que agilicen los procesos de identificación de los cuerpos hallados en cementerios y fosas comunes para acabar con la incertidumbre y zozobra de saber si sus familiares desaparecidos están allí. En el marco de esta semana también se buscó acercar a la sociedad en general a esta triste realidad desde acciones públicas que giraron en torno al Jardín de la Memoria, en el Parque de la Paz y la Reconciliación del municipio de Granada.

En este lugar los familiares montaron una galería con las fotos de sus seres queridos y pancartas alusivas a la resistencia y esperanza, y hacia medio día se realizó un acto simbólico que encarna parte de la propuesta de búsqueda de desaparecidos desde los cementerios municipales, argumentando que hay un gran número de cuerpos sin identificar enterrados en los cementerios de la región. Es así como parte de la campaña #ContemoslaVerdad es volver a estos lugares “sitios de conciencia y memoria”, pues sólo en 5 Cementerios de la región se han hallado más de 2.200 cuerpos. En el caso de Granada Meta, se han entregado sólo 77 cuerpos de los 528 hallados.

Desde la región de los Llanos Orientales el Colectivo Sociojurídico Orlando Fals Borda, el Movice Capítulo Meta y las organizaciones de familiares víctimas de desaparición forzada se han articulado en la construcción de estrategias en diferentes niveles para promover acciones y propuestas que política, social y jurídicamente incidan para encontrar a sus seres queridos, al igual que se van tejiendo dinámicas y relaciones entre familiares y comunidad para hacer el duelo, construir espacios de memoria, resignificación y apuestas de vida.

Parte de este trabajo está planteado en la estrategia “Contemos la verdad- porque todas las personas sin identificar tienen una historia” que continúa buscando a las familias de las víctimas que han sido identificadas a partir de las denuncias realizadas desde el 2010 en lo que se llamó la “Crisis humanitaria de los Llanos Orientales” frente a casos de desaparición forzada y ejecuciones extrajudiciales, conocidas como “falsos positivos” que en varios cementerios de la región se ocultaron mediante inhumaciones de víctimas en condición de Personas No Identificada (PNI).


Las exhumaciones en números

El drama que viven los familiares de personas desaparecidas es incalculable, también es incierto el número de víctimas de este flagelo, sin embargo un indicador de su dimensión es el número de Personas No Identificadas sepultadas en cementerios municipales del país, ya que según el Informe “Resultados de la implementación de las Medidas Inmediatas Humanitarias y la Situación Actual de los Cementerios Municipales” elaborado por organizaciones de DDHH y congresistas, se reporta que hay más de 26.000 personas en sólo 426 cementerios, cifra que puede ser mucho mayor porque aún no se han censado o diagnosticado muchos otros cementerios, además de todos los otros lugares en donde se sabe que hay cuerpos de personas dadas por desaparecidas como son fosas comunes, ríos, lagos o incluso en el mar.

En cuanto a la identificación y entrega digna de cuerpos en Cementerios, el Grupo de Búsqueda, Identificación y Entrega de Personas Desaparecidas -GRUBE de la Fiscalía viene desarrollando acciones, pero no cuenta con personal suficiente para asumir esa tarea con mayor celeridad. En el mencionado informe sobre cementerios se cuenta con las siguientes cifras: para el departamento del Meta, con relación a cementerios que tienen cuerpos sin identificar se han Identificado plenamente y entregado los siguientes resultados: Villavicencio: 21 entregados de 611 cuerpos hallados; La Macarena: 37 entregados de 464; Vista Hermosa: 10 de 130, y Granada: 77 de 528. Entonces para el departamento del Meta son: 1.739. Es decir que para la región de los Llanos Orientales son 2.304 PNI en sólo 5 cementerios, de los cuales 899 han sido identificadas de manera preliminar, y sólo 186 han sido entregados a sus familiares (Informe de marzo de 2018 pagina 7).

Esta es una investigación que en el informe citado logra identificar que entre el proceso en cementerios y bajo la Ley de Justicia y Paz la Fiscalía ha exhumado 8.969 cuerpos en todo el país, pero el gran reto sigue siendo su plena identificación y la entrega digna a sus familiares, para lo cual será fundamental el impulso que pueda realizar la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas que en el mes de julio finaliza su etapa de alistamiento y debe comenzar efectivamente a funcionar.

Desde el Colectivo OFB se unen fuerzas con otras organizaciones en esta tarea, como con el Móvice Capítulo Meta, la Red de Familiares víctimas de desaparición, la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz, la Corporación Claretiana Norma Pérez Bello y en el Guaviare, con Cinep y la Corporación Vida y Paz.


Cartografía de la Memoria

Los familiares víctimas de desaparición forzada han encontrado en el ejercicio cartográfico una herramienta que les permite identificar y reconstruir detalladamente el momento en que su familiar fue desaparecido; elementos que suministran pistas como el último lugar donde supieron de él o ella, el contexto regional y local, qué pudo haber pasado para que lo desaparecieran, personas que lo rodeaban en esos días, lugares frecuentados, entre otros.

Es así como desde el trabajo que desde hace varios años se adelanta en la Región de los llanos se ha venido implementando esta herramienta con el propósito de mapear el hecho que rodea la desaparición forzada una víctima. También, más recientemente, se viene trabajando en las regiones de Bogotá, Pasto y Tumaco.

Esta experiencias en la región del Pacífico Nariñense es con la comunidad de la Espriella (Tumaco), con quienes se ha adelantando un trabajo de articulación para impulsar la campaña de acción de Búsqueda de personas desaparecidas en cementerios. Iniciativa que nace del trabajo en territorio y de la invitación de la Mesa de Trabajo sobre Desaparición Forzada de la Gobernación de Nariño, en articulación con organizaciones de víctimas en todo el departamento para difundir la estrategia e iniciar una ruta de trabajo para ver si en Nariño se puede replicar algunas de las experiencias de Búsqueda de los Llanos Orientales.

Parte de esta estrategia se focaliza en una fase de denuncia y elaboración de propuestas de búsqueda, no sólo para la -UBPD, sino para las demás instituciones encargadas de buscar, localizar e identificar los familiares fallecidos y buscar desde los cementerios. Por eso es tan importante este trabajo con sus familiares para reconstruir los primeros indicios del hecho de desaparición y las probables ubicaciones del cuerpo.

En la Costa nariñense, específicamente en la Espriella se ha articulado con la Mesa de Trabajo sobre Desaparición, donde a su vez convergen las organizaciones de familiares de desaparecidos, Asociación de Familiares de Desaparecidos del Pacífico Colombiano –AFADEPAC, y con el acompañamiento del Padre claretiano Marcial. Es así como también se están haciendo articulaciones con la Casa de la memoria de Tumaco, al ser organizaciones que confluyen en la Red Colombiana de Lugares de Memoria y que generan sinergias y apoyos para la defensa de los derechos humanos, la recuperación de la memoria, la paz y la reconciliación.