Blog

Logo del lugar de memoria

Capilla de la Memoria de Buenaventura

Mas noticias de este autor

Mujeres y Hombres Guardianes de la Memoria

Artículos
Imagen Portada

Buenaventura cuida su memoria: Mujeres y Hombres de la Casa Triana y la Capilla de la Memoria de Fundescodes, exponen sus lineas de tiempo al público, fortaleciendo sus iniciativas, por una paz y memoria territorial.

Los lugares e iniciativas de memoria en Colombia desafían las geografías del terror mediante procesos de resistencia pacífica, donde predominan las diferentes expresiones artísticas y sociales como la música urbana y tradicional, el teatro, la poesía, la pintura, el muralismo, las manualidades, la fotografía, la oración, el dibujo, entre otras tantas. Todas ellas encaminadas a posicionar la memoria como una práctica de transformación social y política.

Un objetivo importante del proyecto, apoyado por AcdiVoca, es desarrollar acciones para el fortalecimiento organizacional de la Red Colombiana de Lugares de Memoria -RCLM, en 22 lugares de 9 municipios priorizados –PAR: Buenaventura y Cali, en el Valle del Cauca; Cartagena y Santa Marta, en la Costa Caribe; San Carlos (Antioquia); Bojayá (Chocó); Cartagena del Chairá y Florencia, en el Caquetá y Bogotá, D.C. Los lugares de memoria construyen metodologías para la memoria y la reconciliación que generen insumos para la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición como, herramienta de investigación, documentación y sistematización del impacto del conflicto armado, y las acciones de resistencia y defensa de la vida en los territorios.

Uno de los municipios priorizados fue Buenaventura en el Pacífico colombiano, dos iniciativas locales llamadas Capilla de la Memoria y La Casa de la Mujer de Triana realizaron un encuentro para la elaboración de líneas de tiempo donde se reconstruye desde el volver a pasar por el corazón el caminar de cada proceso.

Las comunidades que habitan estos territorios son en su mayoría afros y la memoria hace parte de sus construcción como pueblo étnico y libre. Hablar de la memoria en Buenaventura más que definir lo que significa, es argumentar para qué sirve, como lo relata una de las mujeres de la Capilla de la Memoria “si no hubiéramos emprendido este camino, en los momentos más difíciles, no hubiéramos tenido la oportunidad de pensarnos el futuro de nuestro territorio, la memoria casi que nos ha salvado y nos ha llenado de esperanza y dignidad.”


Después de haber vivido la violencia en su máxima expresión, y aún sin desaparecer, pues en la actualidad se viven varias violaciones y vulneraciones contra la vida de las personas, la comunidad construye una línea de tiempo, que permite recordar los hechos para aportar al esclarecimiento y la dignificación de las víctimas; pero sobre todo contar cómo se pudo resistir ante tanta maldad. Estas líneas de tiempo permiten identificar las luchas sociales solidarias colectivas, los logros alcanzados, los triunfos ante el estado generador de violencia, situación que permite que la sociedad comprenda su pasado y confronte su presente.


La actividad permitió a las dos organizaciones exponer de manera pública estos trabajos construidos y que se pudiera aportar a la verdad nacional desde el territorio; empoderar a las comunidades y lugares de memoria con herramientas pedagógicas son un camino de incidencia en el cambio del sistema opresor y de poder lograr la paz territorial.