Imagen de portada del lugar de memoria

Casa de la Memoria de la Costa Pacífica Nariñense

Volver a iniciativas

Logo del lugar de memoria
  • Formación

    2013

  • Tipo de lugar

    Casa, Centro, Museo

  • Ubicación

    Calle del Comercio, Sector Muelle El Bucanero
    Nariño
    Tumaco

Descripción del Lugar de memoria






La Casa de la Memoria de la Costa Pacífica Nariñense es una iniciativa liderada por la Diócesis de Tumaco. Es fruto de más de 14 años haciendo memoria en espacios públicos a través de marchas, galerías de la memoria, actos simbólicos y monumentos en lugares públicos. Tras estas actividades el 19 de septiembre del 2013 se construye un museo y casa de la memoria.


En la actualidad la casa tiene en su primer piso museo con tres salas y un segundo piso que es un lugar de encuentros, foros, reuniones con jóvenes voluntarios de paz y organizaciones sociales y grupos de víctimas. 

Por qué






La casa de la memoria es una iniciativa de memoria, reparación simbólica y formación para la paz y reconciliación. Nace tras una trayectoria de 20 años de trabajo que iniciaron durante la década de los 90 a través de la Pastoral Social de la Diócesis de Tumaco.

Entre 1990 y 2000 se publican comunicados ante graves violaciones a los DD.HH. La Semana por la Paz se consolidó desde el 2000 como el evento más importante en Tumaco para visibilizar la situación y movilizarse por el cambio y la paz. En el 2001 tras el asesinato de Yolanda Cerón, directora de la Pastoral Social de Tumaco, se inician los trabajos de reparación simbólica. Su asesinato tuvo un eco enorme en la Diócesis y en la comunidad en general. El deseo de conservar su legado y el de todas las víctimas detona un proceso de memoria por parte de la Diócesis al que se une la población en general debido a la credibilidad de esta institución. Dos placas se colocan en el lugar de su asesinato, el Parque Nariño. En los años posteriores se realizan actos en memoria de Yolanda y de todas las víctimas el 19 de septiembre.


Desde el 2003, cada año, se realizan actos simbólicos en recuerdo de las víctimas, como la semana por las víctimas en septiembre. En el 2010 se construye un monumento en memoria de las víctimas en un lugar de asesinatos de las AUC en Tumaco denominado “El Tigre”.


En el 2009 se hace la Primera exposición fotográfica de víctimas en un parque central de Tumaco. En el 2011 se desarrolla la propuesta de la Casa de la Memoria de la Costa Pacífica Nariñense y se empieza a gestionar un local. En el 2013 se gana el premio del Centro Nacional de Memoria Histórica – CNMH – a iniciativas de memoria histórica relacionadas con el conflicto armado y en septiembre 19, se inaugura la Casa de la Memoria del Pacífico Nariñense.


Tiene una gran acogida tanto en Tumaco como a nivel nacional e internacional, ya que el 10 de diciembre 2013, se gana el premio de DD.HH. “Antonio Nariño” otorgado por las embajadas de Alemania y Francia. Dichos embajadores visitan Tumaco y se realizan actos en la Casa de la Memoria en febrero 2014, con presencia de la gran mayoría de organizaciones sociales e institucionales de Tumaco.


El 5 de noviembre del 2013 el Presidente de la Corte Constitucional con otros magistrados, visita la Casa de la Memoria y realiza un acto de reparación simbólica en honor a todas las víctimas, con participación de la Mesa de Víctimas y otros colectivos de víctimas.

En muchos momentos de este proceso esta iniciativa se ha asesorado y articulado con el Centro Nacional de Memoria Histórica.

La Casa de la memoria es un lugar para realizar actos de memoria en fechas claves:

Diciembre 2013: Memoria del líder asesinado Miller Angulo, coordinado con la Alcaldía de Tumaco. Día nacional de la memoria y solidaridad con las víctimas.


21 Mayo de cada año: Día de la afrocolombianidad, velorio por las víctimas en la Casa de la Memoria.


Este trabajo persistente y continuado de memoria histórica va desencadenando y consolidando progresivamente un trabajo de visibilización de la realidad de las víctimas en vistas a su no repetición y reparación simbólica de las víctimas.

La Casa de la Memoria Histórica de la Costa Pacífica Nariñense es importante para la comunidad del Pacífico Nariñense porque es un medio de visibilización y de representación de la situación de las víctimas en esta región y porque ante el silencio impuesto por los grupos armados, es un motor de cultura y de respeto de los derechos humanos, que quiere preservar y reconstruir la memoria histórica del conflicto armado.


Para la comunidad en general, es un medio que esta puede utilizar para sensibilizar y construir conciencia, y a su vez, promover la no repetición. Esta labor de defensa y promoción de los derechos humanos y memoria es reconocida por muchas organizaciones locales, por parte del municipio, gobernación e instituciones y organizaciones a nivel nacional. Reconocen su labor de defensa de derechos humanos en medio de la ley del silencio impuesta por los grupos ilegales, donde muy pocas personas denuncian las violaciones a sus derechos y su dignidad.


Igualmente, la Casa de la Memoria es un espacio físico de acogida personal y grupal para las víctimas. Hay varios grupos de víctimas y jóvenes que se reúnen semanalmente en la Casa de la Memoria. Una vez a la semana se reúnen grupos de mujeres víctimas, “Mujeres tejiendo Vida”, coordinados por una psicóloga, donde realizan tejidos con crochet y se facilita un espacio para formar lazos de amistad y brindar un acompañamiento psico-social. También se reúne un grupo de víctimas que programan acciones de reparación simbólica, la Mesa de Víctimas y 3 grupos de jóvenes que realizan acciones de memoria.

El trabajo de memoria ha rescatado también las tradiciones culturales que han sido y representan las fortalezas de la comunidad y su resiliencia durante los años del conflicto armado. Este trabajo busca cumplir el deseo de sostener la cultura y las tradiciones de la región Pacífica. Esto se ha ido desarrollando mediante convocatorias de grupos de danza, de arrullos, poesía, artistas juveniles modernos, orquestas y muestras de instrumentos tradicionales. También se han resaltado a través exposiciones fotográficas las acciones por la paz que muchas organizaciones de la región han hecho en el territorio. Todo eso ha contribuido al fortalecimiento del sentido de pertenencia y la identidad en la comunidad. A través de actos simbólicos y celebraciones esta iniciativa ha contribuido al reconocimiento de la memoria de los líderes asesinados en esta región. Finalmente, los ejercicios de memoria que se apoyan y fortalecen mediante la Casa de la Memoria han contribuido también a reconocer nuestra responsabilidad sobre lo que sucedió en pro de la reconciliación.


En términos de post conflicto es importante porque contribuye y puede contribuir a los procesos de verdad y reparación simbólica, inclusive a la Comisión de la Verdad. Permite a las víctimas empezar a reconocerse como sujetos de derechos, en un lugar donde puede llegar y ser acogida, sintiendo solidaridad con su situación.

Público Objetivo






Jóvenes estudiantes de las Instituciones Educativas.

Estudiantes universitarios.

Población en general.

Víctimas asociadas en organizaciones y no asociadas.

Descripción de Actividades






Visitas guiadas al museo a población en general y a grupos de colegios.

Formación y acompañamiento de grupos de jóvenes voluntarios por la paz.

Acompañamiento psico social a grupos de víctimas.

Organización de actos simbólicas de memoria.

Formación en pedagogía de memoria a los docentes del municipio de Tumaco (Cátedra de la Paz).

Talleres y foros sobre temáticas de memoria y construcción de paz.

Museo de la Memoria

Visitas de estudiantes al museo

Velorio por las víctimas 20 de mayo 2016

20 de Mayo: Velorio en memoria de las víctimas

Museo con tres salas

Se puede visitar el museo casa de la memoria con sus tres salas: sala de la cultura, sala de las víctimas y sala de las acciones por la paz.