LUGARES DE MEMORIA

Ubicación

Año de formación

02.01.2008

Tipo de lugar

Lugar representativo

Movice Valle, Cali

Las galerías itinerantes, los encuentros de víctimas, los plantones, las movilizaciones han marcado un camino por varios municipios del Valle del Cauca, donde la memoria vive, crece y se fortalece más allá de un lugar físico en el sentir de las comunidades que se niegan al olvido, que reivindican la vida. Desde sus orígenes el Movice ha adelantado en el capítulo Valle del Cauca acciones concretas en desarrollo de la Estrategia para la Verdad y la Memoria Histórica, buscando posicionar la verdad y la memoria de las víctimas en contraposición a la memoria oficial que condena a la impunidad y al olvido. Estas acciones van más allá del conteo de víctimas y el inventario de hechos, señalan las causas de la criminalidad de Estado, denuncian su permanencia y exigen justicia.

El 25 de junio de 2005 nace formalmente el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado - Movice, en el marco del II Encuentro Nacional de Víctimas de Crímenes de Lesa Humanidad, violaciones graves a los derechos humanos y genocidio. Allí participaron más de mil delegados, 230 organizaciones y 400 delegados regionales provenientes de 28 departamentos. No obstante, nuestra historia como proceso se remonta al año 1996, cuando varias organizaciones de derechos humanos decidimos conformar el Proyecto Colombia Nunca Más, iniciativa que impulsó la labor de investigación, creación de metodologías y análisis de información sobre crímenes de Estado cometidos a lo largo y ancho del país.

El capítulo Valle viene impulsando desde el año 2005, el proceso organizativo de las Víctimas de la violencia socio política, en diferentes municipios del departamento del Valle del cauca, desarrollando estrategias de lucha contra la desaparición forzada, de visibilización de masacres militares y paramilitares, denunciando las ejecuciones extrajudiciales, evidenciando el despojo del territorio a comunidades campesinas y étnicas. Además, impulsa acciones de dignificación en memoria de las víctimas, la exigencia de justicia y verdad, y la denuncia de los crímenes cometidos por miembros de las Autodefensas Unidas de Colombia a través del Bloque Calima, en connivencia con miembros de las fuerzas armadas de Colombia como Policía nacional y Ejército Nacional.

Las galerías itinerantes, los encuentros de víctimas, los plantones, las movilizaciones han marcado un camino por varios municipios del Valle del Cauca, donde la memoria vive, crece y se fortalece más allá de un lugar físico en el sentir de las comunidades que se niegan al olvido, que reivindican la vida.