Comparte

¿QUIÉNES SOMOS?

¿Cómo definimos la Red Colombiana de Lugares de Memoria?

La RED COLOMBIANA DE LUGARES DE MEMORIA es una instancia social, comunitaria y participativa, que contribuye desde las regiones a construir una memoria que garantice la NO repetición de los hechos, porque hay una sociedad que conoce y entiende los horrores causados por la violencia sociopolítica y el conflicto armado. 

Para el 2018 La Red está constituida por 27 lugares de memoria de origen de las comunidades y 3 del gobierno. Ella acumula más de 20 años de trayectoria de trabajo por la memoria, la verdad y la construcción de una cultura de paz y hace parte de la Red de Sitios de Memoria Latinoamericanos y Caribeños (RESLAC). 

Paz11.jpg

Para la Red es necesario realizar acciones que le permitan cumplir con su objetivo de fortalecer, articular, visibilizar y proteger lugares y territorios de memoria en Colombia, como fundamento de un país que se construye en justicia, con respeto a la diversidad, con una democracia social, participativa, que respeta el territorio, la dignidad y los derechos humanos de las personas y colectividades. Para lograr este objetivo se ha propuesto generar espacios de intercambio de saberes a través de expresiones culturales y artísticas, el apoyo entre las organizaciones y elaborar herramientas pedagógicas y comunicativas que visibilicen la función que tienen los lugares de memoria en la construcción de la verdad y de una cultura de paz. 

Los lugares que constituyen la Red surgen en diferentes regiones del país, desde espacios de memoria construidos y en construcción, que se han empoderado a nivel nacional para visibilizar y contar los procesos de resistencia, de construcción social y los hechos victimizantes, esperando que esta contribución permita conocer la verdad, base importante para la reconciliación y la no repetición. 

Asamblea 3 Florencia Caquetá.JPG

Los lugares de memoria son espacios para sanar, para elaborar duelos, recuperar los saberes y el trabajo en comunidad. El encuentro con los otros en estos espacios es el que va permitiendo pasar de la memoria personal a la colectiva y a la histórica, porque se va encontrando y reconstruyendo la historia de las comunidades y de sus territorios. Hacer memoria implica la pluralidad de las voces, el diálogo e intercambio de saberes: académicos, culturales, ancestrales, éticos, espirituales, artísticos y religiosos de comunidades campesinas, urbanas, negras e indígenas de diversas zonas
del país. Estos saberes se expresan en diversos lenguajes, de los cuales los más potentes son los que tienen arraigo en las comunidades. En este sentido, la memoria se construye desde diversas perspectivas, planos, tiempos y lenguajes, con el fin de conocer el lugar en el mundo que ocupan las personas, los territorios y las comunidades y su relevancia en ese proceso de construcción. 

Los ejercicios de memoria buscan hacer un homenaje a los ausentes por eso nacen como hechos de resistencia al olvido, a la impunidad, a la indolencia. Los que hacen memoria quieren transformar imaginarios, mostrar lo que pasó porque muchos no lo sabían y otros niegan lo sucedido. Las víctimas y las comunidades se constituyen como testigos históricos de lo sucedido, rompen con el silencio impuesto por los grupos armados y generan mecanismos de sanción social porque se deja de justificar la muerte el “por algo será”. 

En este momento tan importante para la historia de Colombia como son los Acuerdos de Paz de la Habana, es fundamental la participación de la Red en la implementación de una paz por la que tanto tiempo ha trabajado. 

¿Cómo funciona? 

DSC_0235.JPG

La Red está constituida por cuatro Nodos, cada uno de ellos tiene un coordinador o coordinadora: Caribe, Antioquia, Pacífico y Sur Oriente. También hacen parte de la Red El Centro Nacional de Memoria Histórica y el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación, presentes en la ciudad de Bogotá.

 Y trabaja cuatro líneas específicas: archivos, pedagogía, comunicación e incidencia política. 

Lugares de memoria del Nodo Pacífico:

  • Casa de la Memoria de la Costa Pacífica Nariñense (Tumaco, Nariño)
  • La Piedra de San Lorenzo (Samaniego, Nariño)
  • Capilla de la Memoria (Buenaventura, Valle del Cauca)
  • Casa de Triana (Buenaventura, Valle del Cauca)
  • Galería de la Memoria Tiberio Fernández Mafla - Fundación Guagua (Cali, Valle del Cauca)
  • Parque Monumento de Trujillo, AFAVIT (Trujillo, Valle del Cauca)
  • Lugar de Memoria del Atrato (Bellavista, Bojayá – Chocó)

 

Lugares de Memoria del Nodo Caribe:

  • Centro de Memoria del Conflicto En la ciudad de Valledupar (Cesar)
  • Casa de la Memoria de El Salado En el municipio de El Salado (Bolívar)
  • Quiosco de la  Memoria En el Corregimiento de Las Brisas, San Juan Nepomuceno (Bolívar)
  • Museo Comunitario de San Jacinto En el Municipio de San Jacinto (Bolívar)
  • Museo Itinerante de la Memoria y la Identidad de los Montes de María En el Municipio de El Carmen de Bolívar (Bolívar)
  • Centro Integral de Formación y Fortalecimiento Cultural WIWA En la Sierra Nevada de Santa Marta (Magdalena).

 

Lugares de Memoria del Nodo Sur Oriente

  • La Casa de la Memoria Viva de los Hijos del Tabaco, Coca y Yuca dulce (La Chorrera, Amazonas)
  • Galería y grupo teatro El Tente -Móvice Capitulo Meta (Villavicencio, Meta)
  • Rutas del Peregrinaje de la  Memoria de El Castillo (El Castillo, Meta)
  • Mujer Misterio de Amor que Da Vida a la vida –Bosque de la Memoria(cartagena del Chirá, Caquetá)
  • Museo Comunitario “Tras las huellas de El Placer” El Placer (Valle del Guamuez, Putumayo)
  • Colectivo Sociojurídico Fals Borda - Cementerios municipales de los Llanos Orientales (Bogotá – Llanos Orientales)
  • Museo Caquetá (Florencia, Caquetá)

 

Lugares de Memoria del Nodo Antioquia:

  • Museo Casa de la Memoria (Medellín)
  • Centro Comunitario Remanso de Paz (Pueblo Bello)
  • Centro de Acercamiento para la Reconciliación, CARE (San Carlos)
  • Salón del Nunca Más (Granada)

 

Bogotá, D.C.

  • Centro de Memoria, Paz y Reconciliación
  • Museo Nacional de la Memoria

 

Algunas acciones de la Red 

Incidencia política 

DSC_0666.JPG

• AudienciapúblicaenelCongresoEldeberde memoria del Estado y el derecho a la memoria de los pueblos – 2 de junio de 2016
• Incidencia con la Mesa por la Verdad en el Decreto reglamentario de la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad – 2016 y 2017 

• Seminario-taller sobre Comisión de Esclarecimiento de la Verdad con lugares del sur en Valledupar 28, 29 y 30 de agosto de 2017
• Seminario-taller sobre Comisión de Esclarecimiento de la Verdad con lugares del sur en Trujillo – 25 y 26 de agosto de 2017 

• Ponencia ante la Corte Constitucional sobre la exequibilidad del Decreto reglamentario de la Comisión de 

Esclarecimiento de la Verdad - 11 de octubre de 2017 

  • Encuentro en Cali sobre el proceso de participación para la construcción del Museo Regional de Memoria Histórica del Conflicto y la Reconciliación 

de Cali Ciudad-Región. Noviembre – 18 y 19 de noviembre de 2017 

  • Cartas públicas de pronunciamiento frente a las condiciones que debe tener el director o directora del Centro Nacional de Memoria Histórica. Estas cartas han sido apoyadas por miles de personas unidas a lugares de memoria y a cientos de organizaciones y redes a nivel nacional e internacional. 

Acciones en las cuatro líneas de trabajo: 

1a. Asamblea (2015) – Trujillo, Valle del Cauca
2a. Asamblea (2016 )– Carmen de Bolívar 

3a. Asamblea (2017) – Florencia, Caquetá 

4ª. Asamblea (2018) – San Carlos, Antioquia

EncuentroLatinoamérica por la Verdad, San Carlos Antioquia 2 - 5 de octubre de 2018. En este Encuentro se contó con la presencia de representantes de 27 lugares de memoria de Colombia y 40 sitios de 12 países de América Latina y el Caribe. En él se construyeron y entregaron a la Comisión de la Verdad, recomendaciones para los componentes de esclarecimiento, reconocimiento y convivencia que tendrán los Encuentros por la Verdad. 

DSC_0250_0.JPG

Archivos 

Encuentros por nodos para la construcción de 22 líneas del tiempo – 2018. Estas líneas estarán en cada uno de los lugares y en la página web de la Red. 

Comunicaciones 

  • Encuentro en Bogotá para la construcción de la página web - 2016 
  • Encuentro en Cali sobre estrategia de comunicaciones de la Red - 2017 

Pedagogía 

  • Exposición “Por la Rutas de la Memoria” en la Feria Internacional del libro de Bogotá 2017 
  • Encuentro de Experiencias de Pedagogía 2018 – 2,3 y 4 de marzo de 2018 

El proceso de la Red Colombiana de Lugares de Memoria

Asamblea 2 Carmen de Bolívar_2.JPG

La mayoría de los lugares de memoria en Colombia tienen una serie de particularidades: nacen antes de una Comisión de la verdad y de la Ley de Víctimas y son de iniciativa de unas comunidades que se han jugado la vida haciendo memoria en medio del conflicto armado y socio político. Las comunidades estamos conscientes de la deuda histórica que existe sobre el trabajo que hemos realizado como lugares y como Red Colombiana de Lugares de Memoria y en este sentido, en esta publicación presentamos cómo y por qué nació la Red y cada uno de los lugares que la componen. 

La Red se ha convertido en un espacio de encuentro, de intercambio de saberes, de construcción colectiva. Este encuentro ha permitido, como dice Hicho, indígena Wiwa de la Sierra Nevada de Santa Marta: 

“Hace muchos años creíamos que estábamossolos, pero mi mamá tenía razón cuando me dijo Hicho, algún día te vas a encontrar con personas que han sufrido más que nosotros. Decir lo que había pasado no se podía, porque se decía que si no era de un lado era del otro. Después de lo que hemos vivido no vemos debilidades, debilidades las tiene el que hizo tanto daño a vidas y especies. Tenemos soluciones en vez de debilidades porque somos ejemplo de permanencia en el territorio y porque estamos reunidos aquí. El espacio que tenemos es todo el territorio colombiano, tenemos el derecho de contar en donde sea en una carretera, en un puente, en un río... Una mayor me dijo: hoy hablan de desactivación de las armas, de las minas, de los cilindros, pregúntales quién va a desactivar esa bomba interna que quedó en la cabeza de las madres, cuándo van a llevar a las madres para que les digan disculpen, nos equivocamos. No podemos permitir que cojan la palabra de la paz para beneficio económico. Esta iniciativa no es del Estado, ellos saben qué pasa. La solución es dejar a nuestros hijos y a nuestros nietos lo que nosotros luchamos, un camino de paz. La memoria es un árbol, es una piedra, es un nacedero, por eso nunca lograron sacarnos de nuestro territorio”

Los sitios y lugares de memoria son patrimonio histórico de los pueblos y requieren que los Estados adopten medidas presupuestarias, técnicas, físicas y legales para garantizar su funcionamiento y evitar su deterioro o desaparición, por esta razón y a través de su trabajo, la Red ha planteado la necesidad de generar una política pública de memoria en Colombia, que garantice la participación en la institucionalidad de los activos previos que los lugares de memoria han construido ya en el país. 

Encuentro San Carlos_2.jpg

Para nosotros la participación social va más allá de la mera consulta a las organizaciones y sectores de la sociedad civil respecto a los asuntos que nos afectan, además esta se constituye en un principio transversal a todos los derechos fundamentales, sean civiles, políticos, económicos, sociales, espirituales y culturales. Con la participación social, se legitiman instituciones como el CNMH y el Museo Nacional de la Memoria, permitiendo que el saber de las comunidades, organizaciones y personas, vulneradas en su vida y dignidad, no solo sean parte de un ejercicio extractivo y tergiversador de sus experiencias, sino que se constituyan en parte integral de la construcción pluralista de las narrativas del pasado, del presente y del futuro de las regiones y del país. 

¿Por qué empezamos a hacer memoria en las regiones de Colombia? 

DSC_0207_0.JPG

Algunos piensan que es mejor olvidar, dejar en el pasado lo malo e iniciar un nuevo futuro “pasar la página”. Pero pasar la página implica designar la injusticia histórica como un tema opcional, dejar en el olvido a las personas, los lugares, los saberes perdidos, las comunidades rotas por la guerra. Enseñar la paz implica justicia, reconocer los errores como una valiosa lección. 

Razones personales, culturales, ancestrales, territoriales, espirituales han llevado a las comunidades en diferentes regiones del país a hacer memoria. La memoria entonces se enriquece, se convierte en un espacio no solo para contar el dolor, sino los saberes de un pueblo: 

“Antes no hablábamos de memoria histórica sino de los recuerdos, denuestros muertos, de no olvido”. 

Museo Caquetá, William Wilches.

“Hablábamos en susurros, casi para adentro. Entonces hicimos una cama cuna para contar la memoria, perder el miedo y recuperar la palabra para que no se repita lo sucedido”. 

Museo Itinerante de la Memoria y la Identidad de los Montes de María, Soraya Bayuelo. 

Hemos decidido hacer memoria, aunque nos duele, porque creemos que desde afuera siempre han faltado palabras para mostrar la verdadera dimensión del sufrimiento. No hay una sola excepción a este oprobio y vergüenza. Por eso hemos empezado a ser protagonistas de nuestras propias narraciones y memoria, para que el mundo sepa lo que pasó, aprenda la lección y tenga presente que la emancipación de los indígenas de la Chorrera es una responsabilidad y sigue siendo una asignatura pendiente en el mundo. 

LaCasa de la Memoria Viva de los Hijos del Tabaco, Coca y Yuca dulce La Chorrera, Amazonas, Juan Carlos Gittoma. 

El Pacífico colombiano es un tesoro que guarda en sus entrañas riquezas y bondades, diversidad y cultura, pieles y sabores que se han resistido a mutar y a caminar por el sendero quebrado y solitario del olvido, estas tierras verdes, rojas, de oro y negras, siguen en la vanguardia ritual de su memoria. Cada palabra, canto o ritmo ancestral se hace aroma a cada paso de su historia. 

Casa de la Memoria de Triana, Buenaventura.

Para escribir la verdadera historia del Caguán desde la experiencia y vivencia de las Mujeres, de los jóvenes, niñas y niños nacidos y crecidos en medio del conflicto; de adultos que participaron en la confrontación armada, que vieron convertirse un territorio en el que construyeron sueños, en un territorio de violencia y muerte. 

Mujer Misterio de Amor que Da Vida a la vida –Bosque de la Memoria. Cartagena del ChairáJosefina Perdomo Rivera. 

¿Qué hemos hecho los lugares de memoria en las regiones? 

DSC_0221_0.JPG

Hemos hecho investigaciones para esclarecer la verdad; acciones políticas como forma de denuncia, de resistencia y de organización social; producciones artísticas y culturales que muestran el patrimonio de los pueblos; acciones éticas y religiosas como expresión de la conciencia ética y de fe que trasciende; demandas jurídicas que buscan la reparación integral de las víctimas del conflicto y procesos sociales para la integración, articulación y proyección de la historia vivida. 

Los productos y los lenguajes en los que hemos contado nuestras memorias tienen la riqueza y la diversidad cultural y étnica de nuestros territorios: documentales, líneas del tiempo, 

murales, vídeos, obras de teatro, conversatorios, cátedras, chinchorros culturales, chocolatadas comunitarias, ollas comunitarias, exposiciones, intervenciones en espacios públicos, círculos de la memoria, siembra de árboles con niños, niñas, jóvenes, docentes y con la comunidad en general; jornadas pedagógicas que han ido creando herramientas metodológicas para la recuperación de la memoria con horizonte en la construcción de Paz. 

También conformamos la Red Colombiana de Lugares de Memoria en el marco del IX encuentro regional de la Red de Sitios de Memoria Latinoamericanos y Caribeños –RESLAC, que se llevó a cabo entre el 22 y 25 de septiembre de 2015 en Bogotá. Se formalizó como una red de iguales el 29 de noviembre de 2015 en el Primer Encuentro Nacional de Lugares de Memoria de Colombia realizado en el Parque Monumento de Trujillo – AFAVIT. En él participaron diecinueve lugares. 

La Red nace con tres objetivos fundamentales: 

  1. Apoyar y acompañar los Acuerdos de Paz y su implementación, en especial las labores encomendadas a la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición, en su mandato, divulgación y seguimiento. 
  2. Dar a conocer el valor de los procesos sociales y comunitarios alrededor de la reconstrucción de la memoria histórica, la preservación de sus archivos y testimonios, sus prácticas culturales y ancestrales, los ejercicios pedagógicos y artísticos. 
  3. Trabajar para que en Colombia exista una política de memoria que garantice el preservar del olvido la memoria colectiva y, en particular, evitar que surjan tesis revisionistas y negacioncitas y una memoria del Estado. Para ello hemos propuesto cuatro principios fundamentales en lo que hemos llamado el PASS: 

Participación: 

La promoción de una pedagogía que le permita a las comunidades reconstruir, brindar información a la población y en especial a las nuevas generaciones sobre hechos vinculados a graves violaciones a los Derechos Humanos y al Derecho Internacional Humanitario y a los procesos de resistencia y construcción social. 

Autonomía 

Contar con un mandato que garantice la autonomía administrativa y presupuestal, que les de continuidad a los lugares a pesar de los cambios de gobernantes. Deben promoverse juntas directivas democráticas con participación en un 70% de víctimas, organizaciones de derechos humanos, academia y en un 30% de entidades del Estado. 

El Museo Nacional de la Memoria debe cimentarse sobre los activos previos que los lugares de memoria han construido ya en el país, y debe estar articulado con ellos, no como ente director, sino en una red de iguales donde se pueda debatir democráticamente su guión y sus acciones. 

DSC_0625.JPG

Sostenibilidad: 

Asegurar recursos para el funcionamiento, gestión y producción de iniciativas de pedagogía de la memoria, de divulgación de los productos audiovisuales, artísticos, culturales y de investigación de los lugares de memoria. Pero fundamentalmente, adquirir un mayor nivel de certidumbre en la sostenibilidad de los lugares puede brindarles independencia y librarlos de presiones políticas o distintas a su misionalidad. 

Seguridad 

Se propone un Plan de Protección y preservación de los Lugares de Memoria en todo el país, que involucre a autoridades locales y nacionales y organismos internacionales.

PastoraMira_0.jpg