Sobre la red

Volver a iniciativas

Estamos trabajando para publicar esta información, muy pronto estará disponible

Comisión de comunicación

Su responsabilidad es alimentar la página web y mover las redes sociales de la Red, así como trabajar en una estrategia de comunicación de la RED para visibilizarla a nivel nacional e internacional.

Comisión pedagógica

Su responsabilidad es recopilar las diferentes experiencias pedagógicas de la RED y compartir con todos los miembros de la RED con talleres y materiales que puedan enriquecer las pedagogías de memoria que se realizan en cada lugar de memoria.

Comisión de incidencia política

Su responsabilidad es reunirse en una comisión con congresistas, Ministerios e instituciones aliadas en vistas a reglamentar la Ley de víctimas en lo que se refiere a lugares de memoria e ir dando insumos para tener una política pública de memoria en el país.

Comité Coordinador

formado por cuatro lugares de memoria de los diferentes lugares del país su misión es coordinar actividades para el buen funcionamiento de la RED. Es el encargado de la comunicación estratégica y política entre instituciones y con actores clave: universidades, instituciones de DD.HH., entidades estatales, instituciones internacionales de memoria y DD.HH., financiadores.

Secretaría Técnica:

La representación será de dos miembros, es rotatoria y durará un año. Facilita y asegura la comunicación y la información entre todos los miembros de la red.

Somos una red de lugares de memoria (construidos o en proceso de construcción física) que realizan procesos sociales y pedagógicos permanentes en torno a la memoria histórica del conflicto armado y movimientos de resistencia.

Imagen quienes somos

MISIÓN

La red colombiana de lugares de memoria tiene como misión fortalecer, articular, visibilizar y proteger lugares y territorios de memoria en Colombia para que esa historia de violencias y muerte nunca más se repita y sea el fundamento de un país que se construye en justicia, que reconoce la diversidad, con una democracia social, participativa que respeta la dignidad y los DD.HH. de las personas y colectividades. La misión se operativiza en el intercambio de saberes, en el apoyo entre las organizaciones, en la incidencia política, en las estrategias de comunicación, modalidades pedagógicas y protección de los archivos.

VISIÓN

Para el año 2020 la RCLM habrá trabajado por una Colombia que reconozca, proteja y dignifique los lugares y territorios del conflicto y la resistencia para que sea reconocida la verdad histórica y así las nuevas generaciones sean formados como agentes de un país en paz, justo, equitativo y fraterno.

PRINCIPIOS

  • Será una Red de iguales. Solidaria. Que hace del “NO OLVIDO” un proceso permanente de aprendizaje, transforma el sufrimiento en una energía de construcción de paz.
  • No permitir la justificación de ningún hecho victimizante.
  • Hace de la memoria una construcción de futuro diferente sin violencia.

AGENDA POLÍTICA

Tras un desayuno de trabajo con congresistas e instituciones aliadas, que fue organizado por la RED el 29 de enero del 2016 se conformó una comisión política que tiene por objetivo reglamentar la Ley 1448 en lo que se refiere a reparación simbólica, y específicamente a lugares de memoria.

Esta comisión se reunirá periódicamente con las UTL de varios congresistas, Ministerios y otras instituciones para redactar una propuesta y llevarla al Congreso. También tiene como objetivo ir recogiendo insumos para la elaboración de una política pública de memoria en Colombia.

Puntos que planteamos:

Una regulación pertinente de la Ley 1448 que:

Garantice el cumplimiento de los principios de participación, autonomía y sostenibilidad de los lugares de memoria de la RED. (Ej. Ley de Lugares de Memoria – MERCOSUR).

  1. Asegure la sostenibilidad con autonomía de los lugares de memoria dirigidos por la sociedad civil. (Fondo Público Permanente).
  2. Asegure la sostenibilidad y la autonomía de los lugares de memoria de creación estatal (que su futuro no dependa de la voluntad de cada administración existiendo un consejo directivo plural donde la administración no tiene la mayoría de miembros).
  3. Garantice que el futuro Museo Nacional de la Memoria se articule con los Lugares y museos de memoria y con la RED y tenga una junta directiva democrática con más de un 50% de participación de víctimas, organizaciones de Derechos Humanos, y otros museos de memoria del país.